blog

Ahorra con EFICIENCIA ENERGÉTICA

Es hora de ahorrar iluminando mejor. El tema no es nuevo pero el ahorro energético sigue siendo un tema pendiente en muchos hogares.

Si ponemos atención a los números, con tan sólo dos preguntas puedes calcular rápidamente lo que puedes ahorrar.

¿Cuantas bombillas halógenas tienes en casa?
¿Cuantas horas las enciendes cada día (media)?

Es decir;
nº horas x nº de bombillas x 5.23 = € ahorrados al año.

Por ejemplo, si tienes 15 bombillas halógenas (3 en el baño, 3 en el pasillo, 4 en la cocina y 5 en el salón) y las enciendes -de media-más de 2 h./día, lo que te ahorras cada año es muy sencillo de calcular:

2 h. X 15 X 5.23=157€ al año

En este importe ya está calculado el coste de cambiar la bombilla.
Este importe aumenta si las usas más de dos horas…. O si tienes más bombillas.

Actualizar las bombillas a LEDS es una apuesta segura. Aunque en principio suponga un pequeño coste económico (su precio medio ronda los 5€ frente a los 3,5€ que cuestan las de bajo consumo) supone un salto en cuanto a eficiencia y durabilidad.
Además nos ahorramos tener que soportar el ruido y el calor que desprenden los antiguos transformadores por no hablar de lo que descenderá nuestro consumo eléctrico, evitando también tener bombillas fundidas.

La bombilla LED es una lámpara de diodo emisor de luz, dura mucho y consume muy poco. Se estima que hasta 50000 horas.
Pero lo más importante es que no tienen ningún elemento tóxico. Alcanzan el 100% de su rendimiento desde la primera utilización, transformando el 98% de su energía en luz y sólo el 2% en calor los de bajo consumo. Esto supone una ventaja frente a las de bajo consumo que contiene un gas con una pequeña porción de mercurio que las convierte en un residuo peligroso.

La buena noticia es que no necesitas cambiar el foco halógeno…Podemos transformarlo y hacer que no necesite transformador y que pueda llevar bombilla LED. ¡CONSULTANOS!

Nuestra recomendación es que sustituyas cuanto antes tus antiguas bombillas. Empieza a ahorrar y asume el cambio que ya es obligatorio desde el 1 de Septiembre de 2016.